Ir al contenido principal

Receta de harcha marroquí [Versión con leche]

Hoy vamos a preparar un desayuno o merienda muy fácil y rico: la harcha marroquí. Es una especie de pan de sémola que tradicionalmente se hace con agua y aceite de oliva, pero a mí me gusta esta versión con leche y mantequilla porque le da otro toque y a los niños les encanta. Os cuento. También puedes ver esta receta en video: Ingredientes: 350 gr de sémola fina 150 ml de leche tibia 100 gr de mantequilla 2 cucharadas de azúcar 1 sobre de levadura química Elaboración En un recipiente grande vamos a echar la sémola. Le añadimos el azúcar y la levadura y mezclamos bien. Derretimos la mantequilla y la añadimos al recipiente, mezclamos de nuevo. Por último añadimos la leche tibia, volvemos a mezclar y vamos a dejarla reposar durante 10 minutos. En ese tiempo la sémola habrá absorbido la leche y veremos que la textura que tiene ahora la mezcla es más sólida e incluso podemos manejarla. Sacamos la mezcla y la extendemos en la superficie de trabajo. La estiramos hasta que tenga 1 cm de groso

Albondigones de kefta con corazón de huevo








Hoy vamos con una receta que os va a sorprender, sobre todo va a gustar mucho a los niños. Se trata de un albondigón de kefta (carne picada) que en el interior lleva un huevo cocido. Normalmente se reboza en pan rallado y se fríe, pero justo hace unos días vi que Choumicha lo preparaba en su programa de otra manera, ella no rebozaba los albondigones y los cocinaba en una salsa de tomate con aceitunas. Me pareció una opción más sana (¡no me gustan nada las frituras!) así que lo hice de esa forma.




Ingredientes



  • Medio kilo de carne picada

  • 4 huevos 

  • 3-4 tomates maduros

  • Media cucharadita de ajo en polvo

  • 1 cucharadita de comino

  • Media cucharadita de pimienta

  • Sal

  • Un puñado de aceitunas negras

  • Aceite de oliva



Elaboración


Lo primero será hervir los huevos durante 10 minutos. Les quitamos la cáscara y reservamos. En un bol mezclamos la carne picada con el ajo en polvo, el comino, la sal y la pimienta. Mezclamos y dejamos reposar media hora, para que coja sabor. Una vez tenemos la carne picada aliñada y los huevos cocidos fríos, pasamos al siguiente paso.



En una sartén calienta un poco de aceite de oliva y añade los tomates cortados muy pequeñito. Añadimos un poco de agua, salpimentamos y dejamos a fuego bajo. Mientras vamos a formar los albondigones, para ello coge un trozo de carne picada, aplástalo en tu mano y coloca un huevo cocido en el centro. Cubre todo el huevo con la carne picada. Repite el proceso con el resto de los huevos.



Cuando tengamos los albondigones los vamos a añadir a la salsa, añade también las aceitunas y cubre la sartén para que se haga todo junto. Pasados unos 10 minutos echamos un vistazo y le damos unas vueltas a los albondigones para que se hagan bien por todos los lados. Una vez esté la carne hecha a nuestro gusto retiramos del fuego y servimos.




Notas



  • Si lo prefieres puedes pasar cada albondigón por huevo batido, luego por pan rallado y los fríes en abundante aceite. 

  • Otra opción es no empanar y meter en el horno. En este caso no llevaría salsa.



Comentarios

  1. ¡Qué buena receta! Voy a emplear huevitos de codorniz. ¿Qué te parece? La salsita vendría a ser como un tomate frito?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tacktouka, ensalada de pimientos tradicional

Ingredientes: - Pimientos verdes y rojos (en mi caso van 7 de los verdes y 2 de los rojos) - 3 tomates - 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva - 4 dientes de ajo - 1 cucharadita de pimentón dulce - 1 cuccharadita de comino - Sal - Pimienta - Perejil y cilantro picados Elaboración: Ve precalentando el horno y mientas limpia bien los pimientos, colócalos húmedos sobre una rejilla de horno. Que estén húmedos ayudará a que no se quemen mientras se asan. Luego mételos en el horno a 160ºC durante una hora aprox. (esto puede variar un poco, cada horno es un mundo). Cuando estén listos mételos en un recipiente cerrado para que, con el vapor, se les despegue la piel y luego sea más fácil pelarlos. Yo no tenía recipiente cerrado así que los metí en uno abierto y lo cerré con una bolsa. Una vez que están fríos podrás empezar a pelarlos. Verás que la piel les sale prácticamente sola. Otra opción es asar los pimientos la noche anterior, guardarlos en un tupper bien cerradito y

Menú semanal del 9 al 13 de noviembre

Por fin viernes y aquí vengo con el menú semanal. Pregunté en instagram qué día os parecía mejor para publicar el menú y ganó el viernes por goleada, ya que así podéis preparar los ingredientes que os hagan falta o anotarlos en la lista de la compra. Así que genial, los viernes tendremos el menú. Vamos con el de esta semana. Ya sabéis que preparo los menús de lunes a viernes y no incluyo el fin de semana porque lo tomo como un descanso, en el que damos más paso a la improvisación, comemos fuera o pedimos algo.  Lunes Comida: Lentejas con verduras Cena: Crema de calabacín y mini pizzas Martes Comida: Papas guisadas con carne Cena: Revuelto de judías verdes con gambas Miércoles Comida: Espaguetis con salsa Alfredo y espinacas Cena: Filetes de merluza en papillote con patata y brócoli Jueves Comida: Alubias Cena: Huevos al plato con guisantes Viernes Comida: Berenjenas rellenas de carne picada Cena: Lenguado a la plancha con coliflor ajoarriero ¡Buen provecho y feliz semana!

Receta de harcha marroquí [Versión con leche]

Hoy vamos a preparar un desayuno o merienda muy fácil y rico: la harcha marroquí. Es una especie de pan de sémola que tradicionalmente se hace con agua y aceite de oliva, pero a mí me gusta esta versión con leche y mantequilla porque le da otro toque y a los niños les encanta. Os cuento. También puedes ver esta receta en video: Ingredientes: 350 gr de sémola fina 150 ml de leche tibia 100 gr de mantequilla 2 cucharadas de azúcar 1 sobre de levadura química Elaboración En un recipiente grande vamos a echar la sémola. Le añadimos el azúcar y la levadura y mezclamos bien. Derretimos la mantequilla y la añadimos al recipiente, mezclamos de nuevo. Por último añadimos la leche tibia, volvemos a mezclar y vamos a dejarla reposar durante 10 minutos. En ese tiempo la sémola habrá absorbido la leche y veremos que la textura que tiene ahora la mezcla es más sólida e incluso podemos manejarla. Sacamos la mezcla y la extendemos en la superficie de trabajo. La estiramos hasta que tenga 1 cm de groso